Tu ubicación es Denver. Cambiala Aquí

Los Ángeles, (LMShow).- Jenni Rivera podía ser muy tolerante con la comunidad gay y tener amigos muchos LGTB. Pero que no hubiera una de esas personas dentro su familia porque entonces sí ardía Troya, tal como lo muestra el más reciente capítulo de la serie “Su nombre era Dolores, la Jenni que yo conocí”, que transmite los domingos Univision.

En una escena, una mujer le pregunta al personaje que interpreta a Jacqui Rivera –la segunda hija mujer de la cantante–, que si ya le había dicho a la artista sobre la relación amorosa que llevaban ambas jovencitas. “No, no lo va a tomar bien”, le responde la Jacqui del programa. “No importa, hazlo cuando estés lista”, le dice la supuesta amante.

Más tarde, se ve a “Jacqui” entablando una conversión con el personaje que hace de Jenni. “Te quería contar algo”, le dice la chica a su madre. “Estoy enamorada”, a lo que “Jenni” emocionada le pregunta que de quién, y le menciona a un chico. “No”, dice “Jacqui”, de su prima.

“Jeni” lo toma muy mal, y cuando “Jacqui” le pide que diga algo, la diva le responde: “Mira, mija, yo no te voy a decir… porque creo que eres una mujer y puedes tomar tus propias decisiones, pero tampoco te voy a dar mi bendición porque yo no estoy de acuerdo con eso; es algo que a mí no me gusta y no voy a apoyar”.

Y cuando “Jacqui” le reclama que a sus amigas lesbianas les organiza fiestas, “Jenni” responde que es porque “ellas no son mis hijas”.

“Yo he visto cómo esa gente sufre y yo no quiero que mi hija sufra, así que si quieres a tu mami y quieres su apoyo ya sabes qué hacer”, dice “Jenni”.

 

 

 

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora